Implantes en los senos triplican los suicidios

Las mujeres con implantes en los senos tienen tres veces más posibilidades de cometer suicidio a comparación de aquellas que no se han realizado esta cirugía estética, según una reciente investigación publicada en “Anales de la Cirugía Plástica”, revista científica internacional dedicada a la cirugía plástica y reconstructiva.
Para realizar esta investigación se utilizaron los datos de los certificados de defunciones e historias clínicas de 3,527 mujeres suecas que se habían sometido a la cirugía cosmética de implantes de senos entre los años 1956 y 1993. Es decir, a lo largo de 37 años se comprobaron el número y causas de sus muertes con las del resto de la población femenina de ese país.
Los resultados mostraron que 24 mujeres con implantes en los senos se suicidaron, triplicando el número de fallecimientos de aquellas que no se habían realizado dichos implantes. Se anota que el riesgo de suicidio no se hace notorio sino hasta 10 años después de realizada la cirugía. Este número crece paulatinamente, llegando a ser 6 veces más alto pasados los 20 años de haber sido operada.
Loren Lipworth, director de investigación y doctor del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt (EE UU), señaló la importancia de realizar estudios psicológicos previos a las candidatas a esta operación y un posterior seguimiento, debido a que al menos 38 mujeres operadas fallecidas (el 22% de todas las muertes), tuvieron una muerte asociada con el suicidio, desórdenes sicológicos, abuso de drogas o alcoholismo.
La psicóloga Diana Pacheco del Centro de Integración de Terapias de Autoayuda (Abint), explicó que en Perú también existe este riesgo con los implantes, debido a que en muchos casos se vuelven adictas a la opinión de sus parejas por sufrir de baja autoestima y trastornos del ánimo por la dependencia afectiva.
“Optan por este tipo de operaciones para satisfacer su inseguridad y sentirse más agradables para sus parejas. Se sienten tan insatisfechas con ellas mismas que las conductas autodestructivas pueden volverse recurrentes y llevarlas al suicidio si no se tratan a tiempo”, señaló.
Pacheco indicó que mujeres con este tipo de comportamiento deben buscar la ayuda de un especialista en adicciones para recuperar su autoestima y aprender a manejar las críticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *